Qué puede causar sabor amargo en la boca y qué hacer

1. Mala higiene bucal

Esta es la principal causa del sabor amargo en la boca, especialmente al despertarse, y ocurre debido a la acumulación de bacterias en la lengua y que va surgiendo en los dientes y las encías, causando también mal aliento. 

Qué hacer: para tratar esta causa, basta cepillar los dientes y mantener una rutina, por lo menos, de cepillarse los dientes 2 veces por día, una al despertarse y otra antes de irse a dormir. Además de esto también es muy importante cepillarse bien la lengua porque la saburra lingual es la principal causa del sabor amargo en la boca. 

1. Mala higiene bucal

Esta es la principal causa del sabor amargo en la boca, especialmente al despertarse, y ocurre debido a la acumulación de bacterias en la lengua y que va surgiendo en los dientes y las encías, causando también mal aliento. 

7. Resfriado, sinusitis y otras infecciones

Las infecciones del tracto respiratorio superior como resfriados, rinitis, sinusitis o amigdalitis, por ejemplo, pueden causar que surja el sabor amargo en la boca, debido a sustancias producidas por las bacterias de este tipo de infecciones. 

Qué hacer: en estos casos es importante beber, por lo menos, 2 litros de agua por día, ya que ayuda a aliviar el sabor amargo y facilitar la recuperación. Sin embargo, es importante consultar un médico general para identificar la causa específica e iniciar el tratamiento adecuado. 

8. Cetoacidosis diabética

La cetoacidosis es una descompensación de la diabetes mellitus tipo I, en que la falta de glucosa en las células y su acumulación en la sangre por la falta de insulina, hace con que el organismo comience a utilizar la grasa acumulada para producir cuerpos cetónicos como fuente de energía para el funcionamiento del organismo. 

Debido a la gran cantidad de cuerpos cetónicos que comienzan a acumularse en la sangre, el pH sanguíneo disminuye, causando el surgimiento de algunos signos y síntomas como sabor amargo en la boca, sed intensa, boca seca, confusión mental, aliento cetónico o con olor a frutas, típico de esta enfermedad. 

Qué hacer: Es importante que la glucosa en sangre de la persona diabética se mida regularmente y si se descubre que la cantidad de glucosa es 3 veces mayor de lo normal, es extremadamente importante acudir de inmediato al hospital.

En el hospital, se controla a la persona y se administra insulina y suero por vía intravenosa para mantener hidratado el organismo y disminuir la cantidad de glucosa en la sangre

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *